Si bien es cierto que el 80% de los pacientes que acuden a mi consulta son mujeres, cada vez más hombres están consultando por tratamientos médico-estéticos para verse mejor y para el cuidado de su piel. Los tratamientos más demandados por los varones son los siguientes:

 

1. Masculinizar los rasgos, mediante la inyección de ácido hialurónico en mentón, ángulo mandibular y la región temporal.

2.  Rinomodelación sin cirugía, que igualmente se realiza inyectando ácido hialurónico en puntos estratégicos de la nariz. Con ello conseguimos uniformizar el dorso del tabique nasal eliminando las irregularidades existentes y elevar la punta de la nariz.

4. Suavizar las arrugas de expresión en frente, entrecejo y patas de gallo mediante la aplicación de un fármaco que impide la transmisión del impulso nervioso para que se produzca la contracción muscular.

5. Luz pulsada intensa o láser

El auge de las redes sociales ha hecho que veamos nuestra imagen constantemente y nos percatemos de aquellas cosas que nos gustaría mejorar. Está claro que vivimos en una sociedad donde la imagen importa y mucho. El sentirnos a gusto con la imagen que proyectamos nos afecta tanto a nivel personal como a nivel laboral, porque nos da confianza y seguridad en nosotros mismos. pero yo siempre digo a mis pacientes, que de nada sirve vernos estupendamente por fuera si no nos trabajamos interiormente para ser mejores personas y hacer la vida agradable a todo el que nos rodea.